domingo, 10 de febrero de 2008

Chaouen


Comprar en imagekind

¿Conocéis Marruecos? Si no es así os aconsejo que cuando vayáis no dejéis de visitar este pueblecito, Chaouen. Es conocido como el pueblo azul. Sus casas están decoradas con pintura blanca y azul, creando un paisaje de ensueño y tranquilidad. Cuando deambulas por sus calles pareces transportado a otra época.

Cuando estuve allí pensé que era un tema ideal para un cuadro, y creo que acerté. El color es tan intenso que embriaga el paisaje.

Éste es un cuadro pintado a paleta, pincel y esponja natural. La gama de colores está compuesta por una paleta limitada que confiere unidad en cuanto al color.

Si tenéis la oportunidad no dejéis de visitar este pueblecito del norte de Marruecos.


Do you know Morocco? If you don't, I suggest you that when you travel there you have to visit this small village, Chaouen. It is known as the "blue village". Its houses are painted with blue and white paint, creating a calmness and tranquility dream place. When you walk down the streets it seems to be taken you to the past.

When I was there, I thought it was an ideal topic for a painting, and I think I was right. The colour is so powerful that enrapture the landscape.

This is an acrylic painting. I used an iron palette, paintbrush and natural sponge. The spectrum of colours is composed for a limited number of colours that confers an absolutly unity of colour.

If you can, you have to visit this small village in the North of Morocco.

4 comentarios:

Nulain dijo...

¡Este es mi favorito! En parte porque el original es mío.
Regalito de Raquel por lo mucho que me quiere.

ossetiano dijo...

¡Qué suerte! Raquel te ha hecho un regalo que, además de belleza, emana una intensa sensación de paz. Esas tonalidades azules y la serenidad de la escena, con una difuminada figura gatuna que le da vida, son muy relajantes para contemplarlas después de una agobiante jornada de trabajo. Una llamada al espíritu para rememorar vivencias entrañables.

Beatriz dijo...

Desde que ví por primera vez el cuadro sentí una atracción especial hacia él. He buscado una palabra que pudiese resumir el efecto que tiene sobre mí y sin lugar a dudas esa palabra es PAZ, al contemplarlo mi mente se deshace de los problemas y las ataduras, se relaja y queda inmersa en ese mar de azules que parecen poder transportarte a otro lugar en el que las cosas son.... simplemente bellas.
He de felicitarte, "creo" jajaja que era Hemingway quien decía que jamás tenías algo hasta que lo dabas; obviamente tu tienes esa serenidad y placidez que evoca Cahouen, además del talento de transmitir a quienes observamos embelesados.

DANIELKI - Art Gallery dijo...

Hola! me he dado una vuelta por tu blog, y la verdad es que me ha gustado mucho esta pintura. Yo tambien pinto y de seguro no tengo la misma experiencia que tu. en fin, saludos!! y sigue asi!